Novedades

clave matr feliz saber pedir

Por Juan Miguel Trusso

Pedir ayuda es admitir que no somos perfectos, lo que puede llevar a sentirse débil o inepto. Sin embargo, es una capacidad esencial para la vida de pareja.

Saber pedir, fortalece a uno y a la persona con la que convivimos. No pedir, debilita al otro y por supuesto a uno mismo.

 

Cuando estamos acostumbrados solamente a dar, indirectamente estamos creando una relación asimétrica con nuestro igual. Eso produce efectos negativos para la salud de la pareja.

Pedir dignifica el amor, pedir nos ayuda a situarnos en la vulnerabilidad del depender, pues aprender a pedir nos ayuda a ser independientes, desde la aceptación de la dependencia del otro.


Así como es importante el saber pedir lo que necesitamos, tan importante es también saber pedirlo. Es con nuestra mujer o con nuestro marido, donde más debemos trabajar en ese saber pedir las cosas. Muchas veces es en nuestra pareja, en donde más seguros nos sentimos, y por eso cometemos errores. Debemos hacerlo de la forma correcta, que es hacerlo
con cuidado, son pequeños detalles que pueden hacer una gran diferencia, algunas sugerencias:

1-      con buen tono: una  sonrisa, una frase amable, un tono de voz suave, sin señalar las razones por la que la pareja debe hacerlo,

2-      sin exigir: con modestia, intentemos ser lo más empático posible, ¿qué pensarías o sentirías si tu pareja te pidiera algo semejante?, ¿cómo te gustaría que te lo pidiera?, 

3-      de forma clara: todos tenemos necesidades y, nuestra pareja no tiene por qué adivinarlas. No tiene porque saber qué queremos ni qué necesitamos. No hay que dar nada por sentado. Cuanto más claros somos con lo que necesitamos, es más probable que lo recibamos,

4-      con paciencia: es buenopermanecer en silencio luego de haber pedido apoyo, muchas veces perdemos el control, y exigimos lo que queremos, a nuestra manera, sin pensar en el otro u otra. Debemos aceptar que nuestra pareja nos diga que piensa o siente por lo que le pedimos,

5-      con prudencia: con respeto, con serenidad,

6-      de modo oportuno: el momento también es importante, saber pedir en un espacio de paz, sin presiones de tiempo o de trabajo, que podamos contar con todo el espacio para escucharnos,

7-      de manera breve: seamos concisos, suficiente, escuetos, pero no parcos; pedir de a una cosa, las cosas se logran y se pueden hacer paso a paso.

Ayuda a la salud de la pareja, que ambos tengan licencia para pedir lo que quieren y necesitan.

Contactanos

¿Querés más información sobre algún curso, te interesa colaborar?


Contacto